WORKING MOM LIFE

IMG_6110

Ser mamá y seguir con tu carrera profesional y tus sueños no es tarea fácil. Y eso me lo decían todas innumerables veces cuando estaba embarazada. Ser mamá es un trabajo 24/7 que no tiene horas de receso establecidas. Si a esto le sumamos trabajar en tu carrera profesional, la tarea de llevar 2 trabajos al mismo tiempo no es nada fácil.

Cómo ya se los he contado, soy abogado y había estado ejerciendo mi carrera mientras llevaba el blog de la mano. Soy de las mamás que piensa que los hijos deben de crecer de la mano de mamá, por lo que al nacer Diego tomé la difícil decisión de poner en pausa un momento mi trabajo como abogado para poder dedicarle más tiempo a él. Esta decision fue difícil en su momento, pero ahora estoy segura que tomé la decisión correcta. Eso no significa que dejé de trabajar al 100% puesto que tengo mi otro trabajo, mi sueño: Our Favorite Style.  Creo que es hasta más difícil que el que tuve en su momento como abogado, puesto que es una pequeña empresa en la que tengo que ir a reuniones, contestar correos, sesiones de fotografía, planeación y producción de posteos, entre otras muchas cosas. Pero al mismo tiempo es una bendición, ya que puedo organizar muchísimo mejor mi tiempo y estar al pendiente de mi hijo, bañarlo por las mañanas, vestirlo, jugar con él, darle de comer, etc… Muchas veces me toca estar contestando correos o planear producciones mientras tengo en mis piernas sentado a mi hijo, pero todito vale la pena con tal de tenerlo cerca lo más que pueda.

Y una vez contándoles esto, tampoco les niego el terrible sentimiento de culpa que siento cuando tengo  que salir de casa todo el día a alguna producción, o peor aún, cuando me toca viajar. Pero también sé que todo lo que hago lo hago por mi familia, y para que Diego encuentre en mí un ejemplo a seguir, que vea que con esfuerzo y dedicación podemos conseguir todo lo que nos propongamos y alcanzar nuestros sueños. Sueños que quiero alcanzar de la mano de mi hijo, sin dejarle de dedicar el tiempo que se merece y poder estar a su lado al 100%, aunque en algún momento no me encuentre con él físicamente a su lado.

La clave para poder ser una mamá trabajadora es sencilla: saberte organizar. Y dentro de esa organización, buscar un tiempo para mí. Esto me fortalece y hace que tenga las energías que necesito para afrontar mi día como mamá trabajadora y darle todo el amor del mundo a mi hijo y a mi esposo.

Otra clave para lograrlo y disminuir esa culpabilidad es darle calidad de tiempo a mi hijo. Que los momentos que estoy con él, estarlo al 100% , y procuro involucrarlo e mi trabajo y divertirnos al hacerlo.

Si eres mamá primeriza, como todo comienzo cuesta, pero si te comienzas a organizar desde el día 1, poco a poco se te va haciendo un hábito y el estrés comienza a disminuir. Y verás que puedes lograr ser mamá 24/7 mientras luchas por tus sueños profesionales.

IMG_6115