MOM STORIES: FUNNY THINGS THAT CHANGE

Desde que soy mamá, como ya dice el dicho, “muchas cosas cambian”. No solo los típicos desvelos, sino el hecho de estar a tiempo completo con mi bebé y acomodar mi horario tradicional a sus necesidades. También existen otras cosas que en lo personal las veo muy graciosas y que, desde que soy mamá, cambiaron. Estoy segura que más de alguna de ustedes se identificará conmigo.

  • Adiós tacones. No para siempre claro, pero si desde el momento de tener un hijo, en lo que más pienso es en la seguridad de mi bebé y en mi comodidad.  Así que ahora opto más por sneakers, slip-ons y flats. Por supuesto, de vez en cuando, para cenas o eventos que lo ameriten, los sigo usando. Si eres de las que por nada dejaría zapatos que les añadan altura, definitivamente les recomendaría las plataformas.
  • No dejo de lado llevar ropa cómoda y le he dicho por momentos adiós a la ropa ajustada que no me permita moverme libremente con Diego.
  • Lo mínimo de pulseras. Antes mi brazo de verdad que era un “Arm Candy”. Pero ahora trato de llevar lo básico en mi brazo cuando sé que pasaré un largo rato con Diego. Esto porque al cargarlo no quiero lastimarlo con las pulseras.
  • El 80% de mi cartera está llena de cosas de necesidad inmediata para el bebé. Si bien tiene su pañalera, me gusta llevar conmigo un paquetito de toallitas húmedas, galletitas,  algún pequeño juguete y acetaminofen.
  • El labial me lo aplico luego de haberme despedido de Diego, para no dejarlo marcado de besos al despedirme jeje.
  • Mi celular se ha llenado de apps para niños. Y mi lista de canciones (por cuestión de espacio) se limita a las canciones favoritas de mi hijo. Bendito Deezer que me permite tener a la mano las que me gustan a mí.
  • Hablando de celulares, antes la galería de fotos estaba llena de fotos de salidas con amigos o de simplemente cosas que me inspiran. Ahora  he tenido que borrarlas para que quepan las miles de fotos que le tomo a mi hijo todos los días. Soy muy mala descargando fotos de mi celular para liberar espacio.
  • No he sido de salir mucho de fiesta, pero antes de Diego siempre planeábamos con mi esposo actividades durante el fin de semana, como salir a cenar y luego a un bar, o ir en la noche a casa de algún amigo. Ahora cambio esas cosas por dormirme temprano los fines de semana para estar a mi 100% cuando Diego despierta. Todos los días se levanta de tarde a las 6am. Esto no quiere decir que no seguimos teniendo tiempo en pareja con mi esposo. Lo seguimos teniendo pero ya con CERO desvelos.

Estas son algunas de las cosas divertidas que he cambiado, o más bien acomodado, desde que soy mamá. ¡Un beso!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *