LIFE UPDATE: GROWING UP TOO FAST!

Hace ya casi 4 años que nos enteramos que este angelito venía en camino. De corazón siento como que fue ayer cuando estaba en el hospital (pensando que era apendicitis) y Guille entró al cuarto con un diagnóstico positivo de embarazo. Desde ahí nuestra vida cambió de la mejor de las maneras. Hemos aprendido juntos cosas que nunca imaginamos que podíamos hacer como padres y Diego nos fue mostrando el camino para poder resolver cada momento de esta maravillosa pero difícil tarea de vida.

En lo personal estos últimos meses he estado con una mezcla de sentimientos. Por una parte mucha felicidad por verlo crecer (gracias a Dios) como un niño sano y feliz, y por otro lado me está costando creer que hace mucho dejó de ser un bebé. Lo veo tan grande, pero a la vez, extraño tanto verlo gatear por la casa y apenas decir ¡maaamaaa!

Estas fotos en especial se las quería compartir porque fue aquí justamente al verlo a él físicamente ese día (y aún más cuando las estaba editando) que realicé este cambio. Talvez hace ratos ya todos lo veían como un niño cuando yo lo seguía sintiendo como bebé.

Alguien me dijo que disfrutara cada momento juntos porque en un abrir y cerrar de ojos dejaremos de poder cargarlos y dejaremos de verlos como bebés.

Todo eso me ha tenido en días muy nostálgicos y quería desahogarme un poco con ustedes porque sé que muchas de nuestras lectoras son mamis y estoy segura que compartimos este sentimiento.

No pueden dejar de ver estas fotos. Estoy segura que se sorprenderán al igual que yo con lo ENORME que está Ex Baby Diego!

Xoxo

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *