WHY I LOVE PREGNANCY

Han sido de los mejores 9 meses de mi vida. Amo estar embarazada, lo repito una y otra vez a cada persona que me lo pregunta, a la que me dice: “¿no te sientes cansada?” o  comentarios como “Ya casi vas terminando, debes sentir un alivio”. Pero me pasa completamente al revés. Amo llevar vida dentro de mí y dar todo mi amor a una nueva vida desde el día cero.

Sigan leyendo porque les cuento por qué me encanta tanto el embarazo y algunos consejos para las que han pasado por mis mismos problemas al tratar de concebir, mientras les comparto un último pregnancy shoot.

Con Thiago, al igual que con Diego, lo supimos inmediatamente, por lo que me ha sido una bendición poderles dar amor desde sus primeros momentos. Esto de amar estar embarazada creo que me ha pasado porque mis 2 embarazos verdaderamente me han costado. Diego casi 2 años con el que al principio los primeros doctores me aseguraron que jamás iba a poder ser mamá. Me sometí a muchísimos estudios dolorosísimos los cuales, en un comienzo, lo confirmaron. Pero aquí Dios tuvo la última palabra y después de meses de lucha nos dió la enorme bendición de ser padres de Diego, contra todo pronóstico.

Luego con Thiago llevábamos tratando por más de un año, mes a mes con el corazón partido al ver las pruebas de embarazo negativas. Recibimos un golpe muy muy duro en octubre del año pasado al hacerme la prueba y salir positiva e inmediatamente después comenzar a sangar y perder nuestra esperanza, porque soy fiel creyente que la vida comienza desde la concepción. En el hospital me dijeron que eso se llama aborto involuntario y que pasa más seguido de lo que imaginamos y que muchas mujeres ni siquiera se dan cuenta ya que pasa unos días después de la fecha de nuestro período y muchas veces se confunde con un retraso menstrual.

A las que están pasando por esto les digo que nunca nunca tienen que perder la fé, Dios (no los médicos) es el que tiene la última palabra.

Me encanta compartirles mis historias, mis experiencias, mi vida en familia con ustedes y es por eso que trato de abrir muchas veces mi corazón y contarles por cosas que como mujer real he pasado.

Con esta historia y con estas fotos de éste lindísimo pregnancy shoot en familia que me hizo Pamela Orozco, me despido de mi pancita dándole gracias a Dios por permitirme ser mamá por segunda vez.

Aún me falta compartirles algunos looks de embarazo que dejé listos y se los estaré compartiendo en los próximos días.

La próxima semana estén muy pendientes porque estoy preparando un post súper especial donde les contaré mi historia al momento del parto.

Gracias por todo su apoyo y por leerme.

Xo,

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.